//
Expositores

TATI MANRIQUEZ


Tati Manriquez se inventó a sí misma. De cómo es posible detener la elegancia y la frescura en el movimiento de una tela, hablarán sus creaciones y jamás sus discursos. No hay otra manera de hablar de lo creado y ella lo prueba en sus obras. Nació en Mendoza, Argentina, en febrero del ’79. Siendo adolescente dejó las cosas en claro: para ella, era más importante el misterio de las telas y las posibilidades del diseño, que la eficacia de la educación institucionalizada y sus diplomas y actos oficiales.

Volvamos sobre lo mismo: autodidacta es aquella que, inventando sus obras, se inventa a sí misma. Aquí tenemos a Tati Manriquez, perdida entre sus vestidos, aferrada con sus manos a los arcanos del corte y la confección.

Cierto es que hizo otras cosas también, por aquí y allá: el talento inicial se alimentó con ciertas influencias, a veces ligadas a la moda, a veces a las artes plásticas y casi siempre a la música. Ahora, es reconocida, sobre todo, por sus creaciones exclusivas para novias. Ella dice, al respecto: “Cada novia está llamada a calzarse un vestido determinado. Me lo dicen sus sonrisas, la manera en que cae el pelo, los ojos de sus ojos que salen de los espejos, la manera en que giran y hasta cómo es que enarbolan sus silencios. Yo no hago vestidos: los vestidos nos hacen, a la novia y a la modista. Si un diseñador no está dispuesto a dejarse inventar por su obra, jamás dirá cosas nuevas. Y diría más: si no estamos dispuestos a sentir cómo late una novia ante el espejo, no será posible hacer un vestido que la interprete”.

Desde sus 16 años, Tati Manriquez fatiga desfiles en distintas pasarelas de ciudades. Su objetivo: conseguir la vinculación natural entre moda y cultura de la moda; entre composición plástica y arte visual. Es exitosa, lo es, pero esta es una consecuencia que, para esta reseña, no viene al caso.

“De todos los momentos, hay uno: cuando la novia entra a la iglesia, cuando traspasa ese umbral con lo ojos llenos de eternidad y envuelta en un vestido que habla de aquello que ella misma ha querido ser. Entonces, en ese instante de silencio, siento que mi trabajo valió la pena.”

Es Tati Manriquez, aquella que recoge la cifra de la cintura de los pájaros, aquella que, puesta a crear, baja una nube, la amasa hasta volverla tela y de ella saca un vestido para que todos comprobemos que lo indecible puede tener un verbo.

About these ads

Acerca de husomt

HUSO mt es el primer espacio para el intercambio de experiencias y formación profesional en diseño de indumentaria de autor, industria textil y de la moda, impulsado desde Mendoza y destinado a pequeños y medianos emprendedores, artistas y diseñadores que trabajan en este sector de incipiente evolución y desarrollo. Con el objetivo de acercar y compartir experiencias de referentes de la provincia, el país y el exterior, INDIGNA presenta este encuentro anual para debatir sobre los paradigmas actuales que afectan a este sector productivo.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Ingresá tu e-mail para seguir este blog y recibir nuestras novedades via mail.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: